Google PageSpeed: Guía de todo lo que debes saber

23 Dic, 2020

¿Eres informático o propietario de una página en Internet y deseas que tu sitio web tenga el posicionamiento SEO adecuado? Créenos, ¡puedes hacerlo! Es más fácil de lo que te imaginas, solo tienes que tener en mente algunas condiciones básicas. ¡Síguenos!

La importancia de los factores de posicionamiento

Para que tu web sea visitada por una gran cantidad de personas, permanezcan en el sitio y logres una reacción de su parte (como una compra o recomendación) es necesario que tu sitio tenga unas características específicas. ¿Cuáles son las más importantes? Aquí las tienes:

  • Una URL que pueda ser encontrada fácilmente por los robots de Google y sea segura. Esto es que haya una transferencia de datos cifrados entre el navegador y tu servidor web.
  • Que tenga afinidad con dispositivos móviles.
  • Los usuarios han de recomendar tu web y acceder frecuentemente. Esto hará a tu sitio popular y notorio.
  • Ha de tener una red optimizada.
  • La experiencia del usuario es agradable y útil.
  • Su información comercial es real y de calidad.
  • Y dejamos para el gran final la super importante velocidad de carga de la página, que es la que determina si un usuario entra y permanece en nuestra web o no.

También te va a interesar: Factores de posicionamiento SEO

La importancia de la velocidad de carga

¿Por qué es tan importante cuidar este factor? Creemos que lo imaginas porque lo has vivido, pero déjanos explicarte: los usuarios actualmente cuentan con dispositivos cada vez más rápidos y avanzados. Los teléfonos 4 y 5G son más comunes y las personas, dentro de su ritmo de vida acelerado, prefieren precisamente velocidad de respuesta en sus búsquedas. Si tu sitio no se muestra casi inmediatamente al internauta, tu público simplemente tecleará la siguiente dirección; tú perderás una consulta y además el tiempo de visita será mínimo, por lo que Google penalizará tu posición.

Por otro lado, la velocidad de carga también afecta el porcentaje de ventas que se realicen en tu sitio, principalmente con los móviles, que fomentan las compras impulsivas con campañas publicitarias llamativas. Otro factor importante para tus posibles clientes es su gasto de datos, ellos no querrán consumirlos en una página lenta.

¿Cómo sabes si la velocidad de carga de tu página online es buena o mala? Y, además, ¿cómo optimizarla? Pues con Google, que ha creado una herramienta super útil para analizar tu web rápidamente y evaluar el tiempo que tarda en mostrarse completa, con sus imágenes, enlaces o vídeos. La herramienta emite una calificación como en la escuela, que te ubica en un rango de 0 a 49, malo; de 50 a 89, menos malo, y satisfactorio de 90 a 100.

Conoce y accede a la herramienta PageSpeed de Google

Es totalmente gratis y fácil de utilizar. Solo sigue los pasos que te enumeramos a continuación y podrás tener información de provecho para tu web.

– Escribe “page speed” en tu navegador favorito.

– Elige el primer resultado que se muestra. Aparece como PageSpeed Insights-Google Developers.

– Al entrar aparecerá una interfaz muy simple en la que se pide introducir la URL de la página web o el nombre de tu dominio.

– Pulsa en «Analizar».

– Tendrás dos evaluaciones: una para dispositivos móviles y otra para ordenadores.

– Revisa completa y cuidadosamente el dictamen.

Y ahora, ¡te explicamos el informe!

La página está dividida en dos. La primera parte proporciona información relativa a los datos de campo y al resumen de origen. La segunda parte y más importante incluye elementos de carga de la web; a pesar de parecer complejo, es fácil de entender. Sigue esta guía para que obtengas la máxima información y te sea de utilidad.

Datos de experimentos

Muestra datos de experimentos donde te indica el tiempo de formación de imágenes digitales, la actividad y no uso.

– First Contentful Paint (primera imagen con contenido).

-Speed Index (índice de velocidad).

– Largest Contentful Paint (imagen con contenido más grande).

– Time to Interactive (tiempo para interactuar).

– Total Blocking Time (tiempo total de bloqueo).

– Cumulative Layout Shift (cambio de diseño acumulativo).

Oportunidades

Se enfoca en las oportunidades. Son las sugerencias en las que puedes trabajar para facilitar la carga más rápida de tu página y te da el ahorro estimado en segundos. A continuación, te mostramos algunas oportunidades comunes que pueden aparecer:

– Elimina los complementos que bloqueen el renderizado.

– Reducir el tiempo de respuesta inicial del servidor.

– Publica imágenes con formatos de próxima generación.

– Codifica las imágenes de forma eficaz.

Diagnósticos

Es para los diagnósticos. Complementa la información sobre el rendimiento de tu página web. Te mostramos algunos ejemplos que puedes hallar en esta sección:

– Asegúrate de que el texto permanece visible mientras se carga la fuente.

– Minimiza el trabajo del hilo principal.

– Evita un tamaño excesivo de DOM.

– Evita encadenar solicitudes críticas.

– Evita los cambios de diseño importantes.

Algo bonito de esta herramienta es que tiene menú un pulldown, que te da ejemplos de cómo hacer la corrección que se indicó. Además, prioriza los hallazgos mostrando un triángulo rojo cuando alguno es crítico, un cuadrado naranja si es grave y un círculo gris si solo es una recomendación.

Auditorias aprobadas

Auditorías aprobadas. Finalmente, aquí te dicen los puntos buenos de tu web. Ve unos ejemplos que se pueden encontrar:

– Usa un tamaño adecuado para las imágenes.

– Habilita la comprensión del texto.

– Usa contenido animado.

– Carga previamente las solicitudes clave.

¿Puedo mejorar mi puntuación si no estoy arriba de 90?

Claro que sí. Seguro que lo obvio es mejorar lo detectado en las oportunidades y diagnósticos, pero de manera general y rápida te recomendamos eliminar todos los plugins que no sean útiles, utilizar algún complemento que mejore automáticamente la velocidad de descarga y verificar su instalación correcta, porque si cometes un error el resultado será desastroso. Mejora tus imágenes, ya sea de manera manual o con un optimizador y, finalmente, asegúrate de que tu proveedor de hosting tenga una capacidad alta.

Por último, recuerda que la evaluación final de tu web debe ser un punto intermedio entre la calificación de la herramienta y la propia vivencia de navegación del internauta. No te angusties si no tienes un puntaje cercano al 100; busca el equilibrio entre el posicionamiento y la experiencia del usuario.