Cómo crear una página web: procedimiento y desarrollo

4 Oct, 2021

En esta guía veremos todo lo relacionado con el proceso de cómo crear una página web. Se analizarán todos los pasos necesarios para su correcto funcionamiento, así como aprender todo lo que debemos hacer para que nuestra web funcione correctamente con la ayuda de los gestores de contenido.

Explicaremos cada uno de los pasos necesarios, tales como definir la finalidad de nuestra futura web, qué gestor de contenidos usar en cada caso, cómo elegir un nombre de dominio y dónde hacer el hosting, y por supuesto cómo configurar la nueva web, en donde incluiremos toda la información necesaria para llevarlo a cabo, desde cómo instalar un CMS, a ver cómo realizar la creación del sitemap de una web, y mucho más.

Y sin más demora, veamos los pasos necesarios para un correcto procedimiento a la hora de saber cómo crear una página web:

Paso # 1: ¿Qué finalidad tendrá tu web?

Antes de entrar en materia y ver cómo crear una página web, es importante tener clara la finalidad que tendrá el sitio web que deseamos crear, así como conocer las principales motivaciones que nos llevan a su configuración. Gracias a ello, seremos capaces de crear una estrategia óptima para su correcto desarrollo.

Hazte las siguientes preguntas y en base a tus respuestas podrás definir mejor tanto tus objetivos como la finalidad de la propia web: ¿Se trata de una tienda online o es un portal informativo? ¿La web será corporativa o pública? ¿Realizas tu actividad comercial en un solo país o en varios? ¿Buscas captar clientes online o por el contrario pretendes atraer clientes a tu negocio offline?

Una vez que tengamos clara tanto la finalidad de nuestro futuro sitio web, como los objetivos que buscamos obtener en un futuro cercano, será la hora de decidir el canal a través del cual diseñaremos nuestra web.

Paso # 2: Elije un gestor de contenidos (CMS) 

Lo primero en lo que necesitamos decidirnos para crear nuestra página web es qué gestor de contenidos vamos a utilizar.

Te ayudamos
en tu estrategia digital

¿Qué es un gestor de contenidos? 

En pocas palabras, un CMS (gestor de contenidos) es una plataforma de uso sencillo que tiene como finalidad la creación de sitios web, a la vez que administra todo nuestro contenido en línea.

Aún recuerdo mis inicios en el campo del desarrollo web, cuando la inmensa mayoría de las webs se creaban usando el código HTML, CSS y PHP. Se trataba de lenguajes de programación que requerían de especialistas para ser desarrollados, y esto era un inconveniente a la hora de estar realizando modificaciones en la web, tanto a nivel de texto como a nivel de imágenes. O lo que es lo mismo, el mantenimiento evolutivo del sitio web se complicaba en exceso.

Es por ello que la mayoría de los usuarios aún piensa que configurar un sitio web desde cero es una tarea poco menos que titánica, donde se requiere de habilidades en codificación y diseño que están fuera del alcance de la mayoría de usuarios. Nada más lejos de la realidad… y es que a día de hoy los sistemas de gestión de contenidos (CMS), tales como WordPress o Joomla, han logrado que la creación de un sitio web sea accesible para la gran mayoría.

¿Qué plataformas CMS hay disponibles y cuál debería usar? 

Existen infinidad de sistemas de gestión de contenidos, pero siempre podremos encontrar unas más populares que otras.

Hace poco W3Techs, una compañía especializada en el estudio del comportamiento de los usuarios en las redes, sacó un gráfico con los porcentajes de uso de los diferentes CMS. Veamos los resultados:

Antes de entrar en materia, aclarar que en este estudio se incluyen ciertos CMS que es mejor no tocar ni con un palo…por ello en este artículo solo nos centraremos en aquellas que, aún pudiendo tener sus diferencias, sean realmente funcionales.

Volviendo al gráfico, y tal y como se aprecia a simple vista, casi la mitad de los sitios web en Internet se ejecutan a través del sistema CMS WordPress.

Y es que a día de hoy es, sin duda alguna, el más utilizado por los webmaster, pero… ¿a qué se debe esta diferencia tan considerable?

¿Qué tiene WordPress que no tengan los demás? 

1. Lo primero, y más importante, es que WordPress es gratis.

Esto se debe a que WordPress fue configurado, y sigue siendo administrado, por los propios desarrolladores web, por lo que posee una gran comunidad de desarrolladores que aportan una gran cantidad de temas y plantillas gratuitos para nuestra futura web.

2.Es fácil de usar y posee muchas opciones de personalización.

WordPress se puede expandir fácilmente con diferentes tipos de complementos gratuitos con los que manejar casi cualquier web que seamos capaces de imaginar, desde sitios web dirigidos a pequeñas empresas, hasta webs profesionales dedicadas al comercio electrónico.

Gracias a estos complementos seremos capaces de agregar con facilidad una gran cantidad de elementos a nuestra web, tales como formularios de contacto y de suscripción, galerías de imágenes, tienda online, etc.

3. Nuestra web pasará a ser receptiva, lo que significa que será operativa tanto en dispositivos móviles como en tablets.

Ni que decir tiene la enorme importancia de este punto. Y es que a día de hoy, una web que no se adapte a los diferentes dispositivos móviles estará perdiendo un ingente número de usuarios que, cada día más, solo usan dispositivos móviles para navegar por la red.

  • AMP (Accelerated Mobile Pages):

Sé que prometí que esta no sería una guía demasiado técnica, sin embargo sí creo necesario incluir un pequeño apartado sobre la tecnología AMP, dada su importancia a la hora de optimizar las velocidades de carga en nuestra web.

El AMP es un framework enfocado ante todo a la creación de páginas web optimizadas para así poder cargarse rápidamente en dispositivos móviles.

Es muy recomendable su inclusión ya que los buscadores, con Google a la cabeza, valoran mucho la velocidad de carga de nuestra web en diferentes dispositivos a la hora de calcular la fuerza y, por tanto, el posicionamiento de nuestro sitio web.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que allí donde tengamos AMP no podremos incluir scripts. Por ello es recomendable dejar los call to action para páginas secundarias sin tecnología AMP, y en las principales quitar los CTA e implementar el AMP.

4. Tendrás una amplia comunidad cubriéndote las espaldas.

Una de las principales ventajas de usar WordPress es que pasarás a formar parte de una comunidad enorme de usuarios con grandes conocimientos técnicos sobre el sector. Y es que, con tanta gente usando esta plataforma (desde webmasters a propietarios de pequeñas empresas, pasando por blogueros y hasta simples curiosos), es fácil encontrar ayuda rápidamente cuando se necesita para así resolver todas tus dudas.

¿Existen buenas alternativas para WordPress y Woocommerce? 

Para aquellos usuarios a los que no les convence WordPress, ya sea por la interfaz o por tener que descargar plugins constantemente, existen multitud de alternativas posibles, aunque aquí solo nos centraremos en las mejores y más utilizadas.

Veamos algunas de las alternativas posibles:

Shopify: se trata de un gestor de contenidos enfocado exclusivamente al comercio electrónico. Con Shopify seremos capaces de crear una tienda online sin necesidad de tener conocimientos técnicos y sin tener que preocuparnos por las actualizaciones de plugins, de versiones, de servidores, etc.

Con un CMS como Shopify dispondremos de todas las funciones necesarias para el correcto funcionamiento de nuestra tienda online, tales como un control total sobre el diseño gracias a sus miles de plantillas, o como la posibilidad de realizar pagos y cobros con monedas de todo el mundo.

Prestashop: otro CMS enfocado al comercio electrónico con la diferencia de que posee un sistema de código abierto pensado para construir desde cero tiendas en línea. Sirve tanto para las pequeñas empresas que buscan hacerse un lugar en Internet, como para las grandes corporaciones que buscan facilitar su proceso de compra.

Se podría decir que Prestashop es tan común en las plataformas ecommerce como el WordPress de las webs al uso, con la venia de Shopify… Y es que esta plataforma cuenta con muy diferentes temas, así como módulos configurables, que nos permitirán diseñar nuestra tienda online adaptándola a nuestros gustos y necesidades.

Magento: estamos hablando de una plataforma de comercio en línea de código abierto con el que podremos llevar a cabo todo tipo de proyectos relacionados con la venta en Internet. Este CMS nos permite la construcción íntegra de una web a nuestra medida, a la vez que mantenemos un control absoluto sobre las funcionalidades del canal de venta.

Es sin duda una de las mejores herramientas de cara al diseño y desarrollo de una tienda online, lo que nos permite una gestión muy profunda en sus distintas áreas, tales como el marketing digital o la optimización de su posicionamiento SEO. Se trata de una opción con amplias opciones de personalización… lo que le permite adaptarse perfectamente a las necesidades de cualquier proyecto eCommerce.

VTEX: entre las opciones menos conocidas tenemos a VTEX, una multinacional brasileña de tecnología especializada en el comercio en la nube. VTEX es, en pocas palabras, una plataforma cloud con la que crear nuestro eCommerce. Su principal diferencia con otros CMS es la increíble variedad de negocios que permite crear, ya sean B2C (bussiness to consumer), B2B (business to business), omnicanal (modelo de comunicación usado en empresas para mejorar la experiencia de los clientes) o incluso marketplace (mercado en línea).

Es sin duda la plataforma que mayor auge ha tenido en el último año, siendo utilizada por hasta el 40% de las marcas mejor valoradas del mundo, con muchos clientes de carácter corporativo global tales como Sony, Coca-Cola, LEGO, Wallmart, Danone o Lancôme.

Drupal: es una plataforma muy popular entre los programadores y desarrolladores web más experimentados, pero tiene una alta curva de aprendizaje que la convierte en una opción quizá demasiado exigente para los principiantes.

Se trata de un gestor de contenidos modular y muy configurable que nos permite publicar artículos, archivos e imágenes, y que además nos ofrece la posibilidad de añadir otros servicios complementarios tales como foros, encuestas, blogs, votaciones, administración de usuarios y permisos.

Joomla: CMS que requiere conocimientos básicos de cómo programar en código para que las cosas realmente funcionen como uno busca.

Esta plataforma es capaz de crear aplicaciones web de gran complejidad debido a su edición en código abierto, por lo que es a menudo la opción elegida por grandes corporaciones que disponen de equipos profesionales en el campo del diseño de páginas web. Pueden ser desde sitios corporativos o portales, hasta periódicos de gran tirada que buscan tener una edición digital, o incluso sitios web para ONGs que operan en diferentes países.

Paso # 3: Buscando un nombre de dominio y un hosting

Una vez tengamos claro qué CMS vamos a utilizar, será la hora de concretar tanto el nombre de nuestro nuevo dominio, como el hosting que usaremos para alojar nuestra web.

Algunos de los gestores de contenido que hemos visto son gratuitos, pero siento decir que tanto el alojamiento como el alta del nombre del dominio no lo son.

¿Qué es un hosting? 

Aunque tengamos claro cómo crear una página web, de poco nos servirá si no la damos de alta. Y es que cuando hablamos de un hosting o de alojar una web debemos tener presente que se trata de una ubicación mediante el cual se alojan todos los archivos de nuestro sitio web en una computadora a la que se le denomina servidor. A su vez, este mismo, da la posibilidad de que cualquier usuario en Internet pueda almacenar información, imágenes, vídeos o cualquier otro contenido accesible por la red.

Dicho de otra manera, el hosting nos permite que nuestro sitio web se haga público, permitiendo la visita a nuestra web de usuarios externos.

A tener en cuenta que, como todo en esta vida, existen servicios de alojamiento de todas las formas y colores… tener un servicio de hosting de calidad nos ayudará a asegurarnos de que nuestra web no se caiga, además de mejorar los tiempos de carga, lo cual no hace falta decir lo importante que es para mejorar la experiencia de usuario mientras navega por nuestras diferentes páginas.

Es importante que ya tengas una idea estimada del volumen de visitas que esperas recibir para así poder compararlo con la capacidad que te ofrece el propio hosting. Además, conviene fijarse en los tiempos de respuesta del servidor, los cuales pueden oscilar mucho entre unos y otros. Por lo general, el precio se determina por la cantidad de recursos de los que dispone el hosting, los cuales suelen oscilar entre 2 y 20 GB, pero para la mayoría de sitios web con 2 GB será suficiente.

¿Dónde obtengo un nombre de dominio y alojamiento? 

 Se trata de un proceso que a día de hoy es bastante simple, al menos si lo comparamos con hace unos años, cuando dar de alta un dominio era poco menos que una aventura que requería conocimientos en programación avanzados.

Hoy día para comprar un dominio solo necesitas:

1. Busca un nombre de dominio y verifica su disponibilidad: una vez tengamos claro el registrador de dominios que deseamos utilizar es hora de consultar si nuestro nombre deseado se encuentra disponible. Para ello utilizaremos la herramienta de verificación, en la que veremos una lista con las opciones disponibles tanto en la variación del nombre, como para su extensión (.com, .shop, etc).

2. Comprueba las características del alojamiento de la web: fundamental para comprobar que el hosting que vayamos a usar dispone de las características necesarias para nuestra futura web. Las más importantes son:

3.Capacidad de almacenamiento: es una de las principales características a tener en cuenta. Debes ser previsor y saber calcular a medio y largo plazo va a ser la capacidad del servidor que vas a necesitar.

4. Transferencia de datos: se trata del volumen de datos que es capaz de generar nuestra web en base al número de visitantes y a las interacciones que lleven a cabo.

5. Certificado SSL: asegúrate siempre de que tu web disponga del certificado SSL, pues se trata de un factor fundamental para Google. Además muchos navegadores ni siquiera permiten la entrada a webs que no estén cifradas.

6. Seguridad general: fíjate bien si tu hosting dispone de protección de directorios con contraseña, protección DDoS, logs de acceso, posibilidad de bloqueo de IPs, cortafuegos, etc…

7. Dominio y web mail: Asegúrate de que tu hosting te proporcione un dominio con su correspondiente webmail.

8. Hardware del servidor: comprueba datos como la CPU, su memoria RAM o el límite de procesos entrantes, lo cual nos ayudará en la fluidez de la web, así como en su posicionamiento. Hoy día la mejor opción es tener los archivos alojados en un disco SSD, lo cual acelera drásticamente nuestro rendimiento.

9. Copias de seguridad remotas y frecuentes: no es lo mismo un servidor que ofrezca copias de seguridad automáticas una vez por semana que otro que lo haga varias veces al día.

10. Soporte técnico: sin duda se trata de un aspecto fundamental a la hora de contratar un servidor web. Consulta detenidamente sus condiciones para así conseguir las mayores garantías, además de asegurarnos de que tendremos un buen respaldo en caso de que surja cualquier tipo de complicación, ya sea al configurar nuestra web, al instalar complementos, o básicamente, cualquier duda que puedas tener.

11. Haz tu pedido y completa el registro del dominio: cuando ya tengamos completado el pago del dominio tendremos acceso al panel de control y por tanto al cuadro de configuración con el que completar el registro de nuestro nombre de dominio. Rellena todos los campos con paciencia y de forma correcta, ya que estos serán almacenados en la base de datos oficial de propietarios de dominios, llamada WHOIS.

12.Verifica la propiedad de tu nuevo dominio: por último, es hora de comprobar la propiedad del dominio a través de la dirección de correo electrónico que usaste al hacer el registro. Normalmente el correo de verificación se envía a los pocos minutos, pero si ves que no te llega siempre puedes reenviar el correo a través del panel de control de tu hosting.

Antes de seguir avanzando, es bueno tener en cuenta que una vez que tengamos dado de alta nuestro dominio seremos capaces de crear cuentas de correo electrónico que cuelgan de nuestro propio dominio, lo cual da una imagen mucho más profesional que aquellas empresas que usan correos creados en Gmail o Yahoo.

¿Qué tipo de nombre de dominio debo elegir?

Antes de nada, aclarar que sí existen servicios gratuitos con los que obtener tanto un nombre de dominio, como publicar nuestros contenidos sin necesidad de usar un hosting. Se trata de subdominios que “ceden” una de sus páginas internas para que el usuario cree su página web, pero es solo una ilusión… en realidad, tu web, como tal, no existe, y además tu nombre de dominio no será propio, si no que acabará siempre con el subdominio de la web en cuestión.

Es una opción solo apta para aquellas personas que no buscan desarrollar ningún tipo de actividad comercial, centrándose en contenidos personales tipo blog y, aún así, solo para casos donde no se tomen muy en serio estas publicaciones.

Dicho lo cual, entremos en materia…

A la hora de elegir nuestro nombre de dominio, hay ciertas reglas que debemos tener en cuenta:

  • En el caso de que estemos configurando un sitio web comercial, nuestro nombre de dominio debemos asociarlo al nombre de la empresa por un motivo básicamente de desarrollo de marca. Por ejemplo: “nike.com” o “coca-cola.com”
  • Si por el contrario nuestra intención es la de crear un sitio web personal, en el que darnos a conocer, “tu nombre y apellido”.com puede ser una excelente opción.

Los nombres de dominio suelen terminar con las nomenclaturas propias del país donde es publicada la web (.es, .co, .mx, …), así como por nomenclaturas más internacionales para aquellas webs que operan en diferentes países (.com, .org o .net).

Cierto es que desde hace un par de años se están empezando a ver ciertas extensiones de dominio que hasta hace poco no existían como por ejemplo “.blog”, sin embargo mi consejo es que evites este tipo de nomenclaturas tan inusuales y te centres en las más comunes tal como especifiqué anteriormente.

¿Algún consejo adicional a la hora de elegir mi nombre de dominio? 

Por si aún no lo tienes claro, aquí van algunos aspectos que pueden ayudarte a decidir definitivamente tu nombre de dominio:

# 1 ¿Es de marca? Por poner un ejemplo… si creamos una web que busque vender coches, “mejor-web-de-coches” no sería para nada una buena opción… mejor prueba con “coches-ocasion.com” o “coches-alta-gama.com” y seguro te dará mejores resultados.

# 2 ¿Es fácil de recordar? Como es lógico, aquellos nombres que poseen dominios cortos y claros son mucho más fáciles de recordar. Si nuestro nombre de dominio es demasiado largo y confuso, o simplemente está escrito de una manera extraña, los usuarios que visiten nuestra web probablemente olviden nuestro nombre al poco de marcharse.

# 3 ¿Es atractivo? Toda web que se precie busca el nombre de dominio perfecto; ese que todo usuario no solo recuerda, si no que además relaciona directamente con nuestra empresa. Por desgracia, no es en absoluto sencillo dar con la tecla correcta… de hecho es una de las tareas más complicadas, solo hay que ver que existen más de 200 millones de nombres de dominio activos en este momento. Aún así no te rindas y recuerda la regla de oro de los nombres de dominio: “si te gusta, llévalo a cabo”.

Paso # 4: Configura tu nueva web y comienza a diseñar 

Ya con nuestro dominio dado de alta, será la hora de comenzar a configurar todo lo relativo a nuestra web. Este proceso puede variar entre diferentes CMS, por ello en esta guía veremos cómo llevarlo a cabo, sobre todo a través de WordPress debido a que es la que más se utiliza, y además su sistema de configuración ha sido adaptado en muchas ocasiones para el resto, por lo que contiene muchas semejanzas con otros.

 Instalando WordPress 

Existen dos formas distintas de instalar WordPress en un hosting, aunque bien es cierto que una es mucho más sencilla que la otra:

  • Instalación automática: La mayoría de empresas especializadas en el alojamiento web tienen integrada la instalación de WordPress con un solo clic. Veamos cómo realizarlo:
    1. Accede a tu panel de hosting o “cPanel”.
    2. Dirígete al apartado “Software/Servicios” -> “Packs Webempresa”.
    3. Ve a la pestaña superior “Navegador de aplicaciones”.
    4. Haz scroll hasta llegar al apartado “Aplicaciones para Pack Webempresa WordPress.
    5. Haz clic en el icono del instalador del pack deseado.
    6. Una vez dentro del pack, haz clic en “instalar esta aplicación”.
    7. Selecciona tu dominio en el campo correspondiente.
    8. Deja “Ruta” vacío.
    9. En “Configuración” podrás cambiar tanto el nombre de usuario del administrador, como el de nuestra propia web.
    10. Una vez completados todos los pasos, haz clic en “Instalar” y, después de unos segundos, ya podrás hacer clic en la url del dominio para acceder a la web.
  • Instalación manual: Si por el contrario tu hosting carece de la función de instalar en un clic, no te quedará otra que hacerlo a la vieja usanza.

    1. Descarga WordPress desde la web oficial.
    2. Sube el archivo .zip a la carpeta creada para tu hosting.
    3. Extrae el contenido en la carpeta actual.
    4. Crea una base de datos desde el panel de control, en la sección “Bases de datos”.
    5. Ejecuta el instalador desde la url de tu dominio.
    6. Completa la instalación y verifica el funcionamiento.

Elije un tema para tu web 

¿Ya tenemos nuestro dominio dado de alta y con un sistema CMS instalado? Pues es la hora de empezar a definir el aspecto que tendrá nuestro sitio web, y el primer paso para llevarlo a cabo es la elección de un tema o template.

Los templates son plantillas prediseñadas que facilitan en gran medida la confección de nuestra web, pero no todo lo que reluce es oro… de hecho una vez que te sientas cómodo con la administración de tu web, es recomendable que los programadores trabajen desde una base de wordpress creadas desde cero, lo cual nos suma carga de trabajo a cambio de quitarnos todo el código basura, lo cual mejorará drásticamente la velocidad de carga de nuestra web.

En Underscores podrás descargar un tema que incluye los archivos necesarios para crear tu pagina web desde cero, es un buen complemento para las personas que tienen conocimiento en desarrollo y WordPress. Recuerda crear un mockup web para ya tener una idea preconcebida del aspecto que tendrá nuestra web.

Si por el contrario prefieres no complicarte, bien es cierto que tan solo en el directorio de temas oficial de WordPress  podrás encontrar más de 10.000 opciones diferentes, todos ellos completamente gratuitos. Podrás acceder a ellos a través de la pestaña “Apariencia>Temas”, donde verás tan solo tres o cuatro temas que son los predefinidos, pero si haces clic en “Agregar nuevo tema” podrás incluir aquellos que más te gusten.

Si la base de wordpress desde cero se te hace demasiado compleja, y los templates de WordPress no te convencen, siempre podrás recurrir a terceros, aunque en muchos casos se tratará de temas premium por los que habrá que realizar un pago previo. Algunos de ellos son:

Agregando contenido (páginas y publicaciones) 

Antes de pasar a la personalización de la web, es fundamental que dispongamos ya de algo de contenido para así poder hacernos una idea de cómo será el sitio web.

Después de todo, es complicado personalizar una web cuando no hay elementos que se muestren en los cambios…

Un consejo adicional es que, antes de empezar a generar contenidos para tu web, crees una estrategia de Marketing de Contenidos que te ayudará en la creación y posterior distribución de contenidos relevantes, tales como artículos, ebooks y mucho más.

Para empezar, existen ciertas páginas clave que la práctica totalidad de los sitios web tienen. Estas son la página principal, la página “About us” que aporta información de la empresa y una página de contacto.

Aparte debemos decidir cuantas páginas adicionales vamos a incluir, para lo cual debemos considerar qué información sería la más útil para nuestros futuros visitantes, así como el contenido visual que vamos a ofrecer, ya sean fotos o imágenes creadas por nosotros mismos.

Algunos CMS, como WordPress por ejemplo, disponen de plantillas para diferentes tipos de página, lo cual puede ayudar siempre que tengamos presente que lo que nos aporta es facilidad de gestión, mientras que por contra nos suma carga a la web por el código sobrante o basura, lo cual ralentizará nuestra web.

 El sitemap ¿Está bien organizado mi sitio web? 

Un punto importante que a menudo suele pasarse por alto en la creación de webs novicias es que, por muy buen contenido que tengas y por muy atractiva que sea tu página, si no dispones de una organización mínima solo lograrás que los usuarios se pierdan entre tus páginas sin lograr encontrar aquello que buscaban al entrar en tu web.

Para ello está el sitemap de una web, el cual es un listado de URLs que contiene todas las páginas de nuestro sitio que queremos que sean indexadas. Viene a ser una especie de índice que ayuda a los robots de búsqueda a acceder a nuestro sitio web.

Gracias al sitemap podremos aportar la información necesaria a los motores de búsqueda acerca de la jerarquía de nuestro sitio, las actualizaciones que hemos realizado, las páginas que queremos que indexen los buscadores y, para acabar, determina la prioridad que los buscadores deben asignar a cada una de nuestra páginas.

Existen diferentes tipos de sitemaps, en los grandes buscadores como Google o Bing se acepta el formato clásico de Sitemap XML, pero también tienes la posibilidad de hacerlo en HTML o incluso incluir feeds RSS.

Opciones de personalización complementarias en los CMS 

La práctica totalidad de los gestores de contenido incluyen varias opciones de personalización que deberemos completar si deseamos disponer de un sitio web de calidad.

Para acceder a ellos, iremos al panel de control de nuestro CMS y haremos clic en “Apariencia>Personalizar”. Una vez dentro verás todas las nuevas opciones disponibles para realizar cambios en tu web.

Desde aquí seremos capaces de modificar partes como el título, los colores, la tipografía, la imagen de fondo, los menús que estarán disponibles o los widgets que deseamos implementar.

A su vez podremos realizar ajustes en nuestra página de inicio o en la del blog gracias a la inclusión de código personalizado.

Ten en cuenta que las opciones que verás al abrir el menú dependerán del template que tengas instalado, ya que hay temas que incluyen subpáginas que otros no poseen.

Mención aparte para los plugins, los cuales son complementos (tanto gratuitos, como premium) para nuestro CMS que pueden agregar todo tipo de nuevas características y/o funcionalidades a nuestro sitio web. Para que te hagas una idea, solo en WordPress podrás encontrar cerca de 60.000 complementos diferentes, por lo que échale paciencia y descubre cuales son los que mejor se ajustan a tu idea de la web.

Podrás encontrar todos los complementos de tu gestor de contenidos desde la pestaña “Plugins>Agregar nuevo”.

Algunos de los plugins que mejor acogida tienen en la red son:

  • Yoast SEO: se trata de un complemento de optimización para los motores de búsqueda que agrega consejos de optimización para cada una de nuestra páginas y publicaciones. Además nos da la opción de personalizar las etiquetas en redes sociales de Open Graph, lo que nos permite mostrar cualquier página web con un formato mejorado en redes sociales.
  • Jetpack: aquí podremos encontrar una amplia gama de funciones adicionales para mejorar la velocidad de nuestra web, su optimización, la integración de redes sociales, las estrategias de marketing digital, los formularios de contacto y por ende, la propia búsqueda de nuestra web.
  • Smush: gracias a este complemento podremos comprimir todas las imágenes que carguemos en nuestro gestor de contenidos, lo cual ahorra espacio de almacenamiento y acelera en gran medida los tiempos de carga en nuestro sitio web.
  • WooCommerce: cuando lo que buscamos es crear una tienda online, este complemento puede ayudarnos a la hora de configurar todos nuestros productos y/o servicios con opciones de personalización y de gestión que muy pocos otros complementos tienen, lo que hace de WooCommerce uno de los complementos más populares en WordPress.
  • MonsterInsights: la única función de este complemento es agregar todo lo relacionado con Google Analytics a nuestro panel de control en el CMS. Sencillo pero eficaz, pues facilita en gran medida todas las mediciones y consultas que debemos llevar a cabo de forma regular en nuestra web.

Aparte tenemos los plugins que nos permiten instalar un complemento de creación de páginas, los cuales agregan la funcionalidad de arrastrar y soltar en nuestra web, lo que viene a significar que podremos crear diseños web completos, no solo de páginas y publicaciones individuales. Hoy día son usados por una gran parte de los webmasters, siendo de hecho, el tipo de plugin que mayor crecimiento de uso ha experimentado en el último año. Veamos los más importantes:

  • WPBakery Page Builder: es un complemento muy recomendable de creación de páginas para WordPress muy completo y actualizado que posee multitud de plantillas y elementos que nos facilitarán nuestra tarea a la hora de gestionar nuestros contenidos. Incluye un módulo para editar CSS y es capaz de guardar sus propias plantillas de diseño y exportarlas a otros proyectos.
  • Elementor: se trata de un todo en uno que nos ofrece la posibilidad de editar visualmente nuestra web, mejorar sus tiempos de carga e incluye una casi inagotable fuente de plantillas donde elegir.
  • Divi: es básicamente una plantilla gigante que nos permite diseñar cualquier cosa que seamos capaces de imaginar. Está pensado para aquellos que no desean realizar diseños desde cero.
  • Beaver Builder: por último, este complemento facilita y acelera en gran medida el diseño de la página web, pero a costa de perder algunas opciones de personalización más profesionales. Sólo recomendaría su uso para aquellos que deseen crear sitios web muy sencillos y fáciles de utilizar.

Agregando un blog (opcional) 

Bien es cierto que no todas las webs precisan de un blog, pero también es verdad que aquellas que disponen de uno suelen obtener un volumen de visitas mucho mayor. Es por ello que en esta guía sobre cómo crear una página web se incluye esta sección donde podremos ver cómo agregar un blog a nuestro CMS.

El blog es el lugar idóneo donde publicar contenido nuevo con regularidad, lo cual proporciona un valor adicional para todos nuestros visitantes, mejorando su experiencia de usuario y logrando que nuestra tasa de rebote no suba demasiado.

Para agregar un blog en nuestro CMS, lo primero que necesitamos es configurar y publicar una página vacía a través de la pestaña “Páginas>Agregar nueva”, y nombrarla como “Blog”. Una vez hecho, se creará automáticamente la dirección “tusitioweb.com/blog”

Una vez que ya esté creada, podremos seleccionarla como nuestra “Página de publicaciones” en la pestaña de “Apariencia>Personalizar>Configuración” de la página de inicio.

Gracias a ello, todas las publicaciones del blog aparecerán automáticamente en la página elegida. Eso si, no olvides agregar la nueva página a tu menú de navegación… no serías ni el primero ni el último que crea un blog con un montón de contenidos, que por no incluirlo en su cabecera, se quedan sin apenas visitas.

Ya creado el blog, solo tendremos que acceder a la pestaña de “Publicaciones>Agregar” para incluir todas las publicaciones que sean necesarias.

Si, como deberías, buscas crear contenido de calidad, recuerda:

  • Céntrate en la información que verdaderamente interesa a tus usuarios.
  • Agrega un título corto pero atractivo que deje claro al usuario qué es lo que se va a encontrar al entrar en tu publicación.
  • Incluye imágenes y gráficos que ayuden a sobrellevar la lectura.
  • Usa los encabezados y listas que creas necesarios para aumentar la experiencia de usuario de tus visitantes.

Incluyendo una tienda en línea (opcional) 

Como es obvio, solo aquellos sitios web que se dedican a la venta online de productos físicos precisan de una tienda online en la que exponer y vender todos los productos que ofrecen.

Como ya citamos anteriormente en el artículo, el complemento rey y sin duda más popular para este propósito es WooCommerce, el CMS de WordPress especializado en ecommerce. Por supuesto existen alternativas, pero a día de hoy es la mejor opción posible gracias a su personalización y fácil uso.

Dispone de muchas ventajas ya que puede ser configurado rápidamente, ofrece infinidad de opciones de pago (ni que decir tiene la importancia de este aspecto en una tienda online) y posee una amplia gama de templates optimizados exclusivamente para crear un tienda online.

Además, aunque en absoluto necesario, posee una gran variedad de extensiones enfocadas a la venta de productos, lo cual nos permite adaptarnos a diferentes propósitos.

Configura el SSL 

El certificado SSL (Secure Sockets Layer o Seguridad de la capa de transporte) en nuestra web es la garantía de que los visitantes de nuestra web están seguros de robos de información y de instalaciones de programas involuntarios que, como ya imaginarás, suelen ser virus.

Se trata de un factor de clasificación de búsqueda muy importante, y es sin duda esencial a la hora de garantizar una experiencia de usuario óptima, ya que prioriza la privacidad y la seguridad del usuario por encima de todo.

Para comprobar si en efecto tenemos el SSL activo, debemos entrar en nuestro servicio de hosting y en “Mis sitios” haz clic en “Administrar sitio”. Una vez dentro busca la pestaña de “Seguridad”, después en la sección “Certificado de seguridad” verifica su estado.

Una vez lo veas activado en tu hosting, ve a tu página web y comprueba que aparece el icono de candado justo junto al nombre de dominio, en la barra de direcciones de tu navegador.

Lanzamiento de tu sitio web

Es posible que a estas alturas de la guía ya andes un poco cansado, pero te alegrará saber que a partir de este punto es cuando uno empieza a recoger todo lo sembrado. Y es que pocas cosas hay más gratificantes que saber cómo crear una página web funcional y atractiva.

Así que venga, un último empujón y a disfrutar de tu creación. Y es que una vez que nuestra web está lista, es hora de darle de alta de forma oficial.

Antes de continuar, asegúrate de verificar toda la configuración y de revisar todas tus publicaciones una vez más, pues lo último que queremos es arrastrar problemas de configuración o simples erratas una vez esté lanzada la web.

Una vez tengamos claro que todo funciona como debería, accederemos a nuestro CMS y haremos clic en donde dice “Coming Soon Active” o “Próximamente activo”, en la parte superior del panel de control.

Una vez dentro solo tendremos que desplazarnos hacia abajo y hacer clic en “Launch your site”.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro sitio web publicado.

Entra en tu web y comprueba que cada página y cada enlace funcionen como es debido, que el texto se vea tal y como tu pretendías, y que todas tus imágenes dispongan del formato adecuado.

 ¡Felicidades! Ahora eres el orgulloso propietario de un nuevo sitio web. 

Saber cómo crear una página web no es poca cosa, incluso con una guía detallada que te ayude en el camino.

Es por ello que quiero felicitar a todos los que habéis llegado hasta aquí, pues es ahora cuando por fin podréis comenzar a ver que vuestro arduo trabajo está dando frutos, además de la satisfacción que da el adquirir nuevas habilidades.

Como último consejo, te diría que no te pares aquí… Usa todos tus nuevos conocimientos para seguir implementando nuevas funcionalidades y características más complejas.

Gracias a ello podrás pasar al siguiente nivel, y es que ahora sabes cómo crear una web, pero si continúas al pie del cañón acabarás aprendiendo a crear la página web que realmente deseas, y no la que digamos te han dejado hacer.

Si aún te quedan ganas o crees que esta guía no profundiza lo suficiente, te recomiendo que eches un vistazo a esta otra guía fases diseño web en la que podrás encontrar toda la información relacionada con la planificación, concepto y desarrollo de una web.