¿Qué son las palabras claves? Guía para principiantes

Marketeros 19 Mar, 2020

¿Qué es una palabra clave?

Hoy veremos todo lo relacionado con las keywords, desde su definición hasta sus características a la hora de optimizar nuestra página web, uno de los factores de posicionamiento SEO más importantes a tener en cuenta.

Ante todo, debemos saber que cuando hablamos de una palabra clave, nos referimos a una palabra o identificador que posee un significado particular para un lenguaje de programación. O lo que es lo mismo, se trata de una palabra o una frase corta que describe la temática de una página web.

Cuando por ejemplo alguien busca en Google «perfumes baratos para mujer», Google trata de discernir qué es lo que está buscando el usuario, para así devolver una SERP de páginas web que tratan el tema en cuestión. Si tu página web incluye en su contenido la frase exacta que el usuario buscó como palabra clave, o al menos frases relacionadas como “perfumes para mujer”, es mucho más probable que Google muestre al usuario tu sitio web entre sus resultados de búsqueda.

¿Por qué son importantes las palabras clave?

En una palabra: ROI. Saber elegir las estructuras de palabras clave que más se ajustan a tu web, así como saber usarlas correctamente para SEO, es sin duda el camino más fácil y efectivo de atraer a más usuarios a tu página web.

Y es que como bien sabemos, la optimización de motores de búsqueda (SEO) es crucial para el éxito de nuestro negocio, y son las palabras clave las que juegan el papel protagonista.

Son varios los caminos que pueden llevar a los usuarios hasta tu página web, algunos ejemplos son los enlaces externos en otras webs, las publicaciones en redes sociales o como tráfico directo. Sin embargo, cuando hablamos de las compras en línea, debemos saber que son las búsquedas las que generan más tráfico (38.98%), superando al tráfico directo (35.88%), a los enlaces externos (19.34%) y a los ingresos a través de redes sociales (3.91%).

¿Qué es la búsqueda orgánica?

Cuando hablamos de la búsqueda orgánica, debemos saber que se refiere a los resultados que el algoritmo de Google selecciona para así satisfacer las necesidades del lector. La búsqueda orgánica representa el 94.95% de todo el tráfico de búsqueda, y un 35.21% del tráfico total en internet.

Eso significa que solo el 1.97% del tráfico total proviene de usuarios que hacen clic en anuncios de pago por clic (PPC), a pesar de que los anuncios a menudo ocupan todo el contenido de la mitad superior de las SERPs.

Y es que la orientación por palabras clave no solo es más efectiva que los anuncios PPC, sino que también es más rentable.

Optimizando la orientación de las palabras clave

Otro dato importante a tener en cuenta, es que el 91.5% del tráfico de búsqueda va a parar a páginas web que se encuentran en la primera página de resultados del motor de búsqueda (SERP). De entre ellos, el 61.5% de los clics son para los tres primeros resultados, llevándose el primer clasificado alrededor de un 32.5% de los clics.

La dura realidad es que nunca conseguirás un buen tráfico orgánico a menos que logres clasificarte entre los diez primeros resultados.

Es por ello que una buena estrategia de posicionamiento web es tan importante. Un buen SEO no solo aumenta los visitantes y su clasificación en las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERP), sino que también se traduce en más conversiones y en una gran mejoría en el reconocimiento de marca.

Obten más artículos como este en tu correo electrónico ¡Suscríbete a nuestro blog!

En una encuesta reciente en la que se reunieron datos de una gran multitud de profesionales del marketing, el 48% de los encuestados calificó la investigación de palabras clave como una de las «tácticas SEO más efectivas». De hecho es el segundo más valorado, superado únicamente por la «creación de contenido relevante».

En otras palabras, lo único más importante que dar con las palabras clave correctas para tu web, es crear contenido de calidad que posea un valor real para los usuarios.

Palabras clave y estrategia de contenido

Un error común es considerar a las palabras clave como “palabras específicas que se meten en el contenido”, puesto que también nos aporta información sobre nuestra propia estrategia. Las palabras clave ayudan a comprender cómo las personas encuentran tu sitio web, así como informarnos sobre si se está creando el tipo de contenido adecuado para tu audiencia. Por ejemplo, supongamos que tu web ocupa el puesto número 15 en los resultados de búsqueda de «gastos de hipoteca». En este caso tendrás la opción de agregar más contenido a la página en cuestión en un esfuerzo por impulsar su sitio al primer SERP y así obtener más tráfico.

Por otro lado, si tienes una clasificación alta para una palabra clave pero esta recibe muy pocos clics, puede ser una señal de que la palabra clave no reporta los beneficios que se creían.

Veamos un ejemplo, imagina que tu empresa se dedica a la venta de ropa a estudiantes universitarios en una región específica. Con el objetivo de atraer clientes y ayudar a mejorar la identidad de tu marca de moda, decides apuntar a «tendencias de moda universitaria», así como otras palabras clave asociadas con la moda universitaria. Después de un par de meses, y habiendo logrado alcanzar la posición cinco para el término objetivo, descubres que tu tráfico no mejora apenas o que los usuarios no permanecen en tu web después de hacer clic en el artículo. El problema podría deberse a que sus clientes vean su ropa como algo básico en lugar de alta moda, o a que los posibles clientes en moda no se identifican con la palabra «universidad», al menos en lo que respecta a la ropa.

Si tu keyword posee un término de búsqueda específico, puede que te enfrentes a este problema. Algunos de estos términos son:

  • Ubicación: por ejemplo “moda universitaria en CDMX” o “tendencias de moda México”.
  • Estacional: tales como “moda universitaria de verano”.
  • Económico: con especificaciones como “ropa de moda barata”.
  • Subcultural: como “ropa para windsurfistas”.
  • Tipo: por ejemplo “camisas de franela”.
  • De marca: que incluyen nombres propios como “camisas de Ralph Lauren”.

El contenido utilizado es también otra razón por la que el problema podría estar pasando. Es necesario asegurarse de que el estilo utilizado sea realmente atractivo para la audiencia que buscamos, nada de usar títulos engañosos y cosas así.

Lo cierto es que realizar un seguimiento a una sola palabra clave puede dejarnos con un gran vacía de datos de gran importancia para nuestra empresa. Sin embargo, la cosa cambia cuando lo que se observa es la afectación de docenas o cientos de palabras clave a la métrica de la web, con datos tales como qué páginas son las que atraen más clientes, cuánto tiempo permanecen en la web, qué porcentaje de conversión tiene, etcétera.

¿Qué son las palabras clave de cola larga?

Cuando hablamos de las palabras clave de cola larga o long tails, debemos saber que son frases usadas como keywords con tres o más palabras que pueden ayudar a las empresas a orientar sus artículos de manera más efectiva, a la vez que impulsan el posicionamiento SEO de su web.

¿Cómo pueden las long tails ayudar a mi estrategia de contenido?

Cuanto más se adapte tu contenido a los intereses, inquietudes y necesidades específicas de los clientes, más efectivo será. Por poner un ejemplo, si vendes productos alimenticios, es más probable que atraigas clientes con un blog de alimentación que con uno de recetas.

Lo mismo ocurre con las palabras clave, y es que cuanto más se adapte tu contenido a lo que los clientes quieren ver, tendrás mejores resultados tanto en SEO como en ventas.

De hecho, este mismo artículo que estás leyendo es también un buen ejemplo de cómo usar palabras clave de cola larga de manera efectiva. Si te fijas en nuestro título “¿Qué son las palabras clave? Guía para principiantes” verás que además de informar al gremio, también buscamos atraer a usuarios ajenos al mundo del marketing digital a través de una palabra de cola larga sencilla como es “¿Qué son las palabras clave?”.

Esta estrategia nos beneficia en dos aspectos, primero hace que sea más probable que Google clasifique nuestra web para las búsquedas de nuestro público objetivo, y además nos permite ofrecer a los usuarios la respuesta a su pregunta sin mucho esfuerzo. Más adelante explicaremos más sobre cómo las palabras clave encajan en los títulos.

Investigación de palabras clave para SEO

Google posee un algoritmo secreto con el que clasificar todos los sitios web que no para de evolucionar, volviéndose más complejo a cada paso. Es común ver entre los especialistas en marketing digital usar una gran variedad de herramientas con el fin de elegir aquellas palabras clave que mejores resultados otorguen a tu web.

Cada una de las herramientas utilizadas para la investigación de palabras clave posee características diferentes, sin embargo hay algunos características que si incluyen la mayoría de ellas.

A continuación, verás un ejemplo con la búsqueda «qué es una palabra clave» en el Planificador de palabras clave de Google AdWords:

¿Qué es el promedio de búsquedas mensuales?

Como su propio nombre indica, el promedio de búsquedas mensuales nos indica la media de búsquedas que la keyword analizada tiene al mes. Cuanto mayor sea este número, más a menudo se busca cada mes y tendrá una mayor capacidad de atraer tráfico potencial.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que el término de búsqueda en el ejemplo que vemos es una palabra clave de cola larga, lo que significa que es más probable que cumpla con los criterios de búsqueda exactos de un usuario. Por ejemplo, el término de búsqueda «palabra clave» tiene un promedio de búsqueda mensual mucho más alto, pero es tan amplio que no vale la pena orientarlo.

¿Qué es la competitividad de palabras clave?

La competitividad se refiere a la cantidad de anunciantes que están haciendo ofertas por esa palabra clave (pagando dinero para aparecer en los anuncios PPC, en la parte superior de los resultados de búsqueda de Google).

Aquellas palabras clave con una mayor tasa de competitividad en la búsqueda tienden a ser bastante competitivas en la búsqueda orgánica, lo que conlleva ser mucho más difícil de clasificar.

Tipos de palabras clave

Dependiendo de su finalidad, las palabras clave pueden ser enfocadas de tres formas: transaccionales, informativas o de navegación.

El hecho de que una palabra clave tenga un buen promedio de búsqueda o esté relacionada con nuestro producto, no significa necesariamente que que nos vaya a ser de ayuda. Y es que, los buscadores saben lo que están buscando (valga la redundancia) y solo aceptan que se entreguen los enlaces SERP. Nunca intentes hacer que los usuarios que no están interesados ​​en tus productos o contenido hagan clic en tu página… pues no lograrás la venta, pero sí que dañará tanto tu posicionamiento SEO como tu reputación.

Para no cometer este error, lo mejor es comprender cada tipo de palabra clave y usarlas para brindar a los usuarios el contenido que realmente desean.

Veamos cada una de ellas:

1. ¿Qué es una palabra clave transaccional?

Las palabras clave transaccionales son aquellas que usan los usuarios cuando buscan comprar un producto o contratar un servicio. De hecho si retomamos el ejemplo visto anteriormente sobre “moda universitaria”, veremos que todas sus palabras clave son transaccionales. Estos pueden ser genéricos “moda” o más específicos “moda universitaria en CDMX”.

A tener en cuenta que todas las consultas transaccionales poseen altos promedios de búsqueda, pero pueden ser muy competitivas. El secreto está en saber encontrar palabras clave de cola larga bien orientadas, que a su vez tengan una baja competencia.

Algunos de los términos que más nos pueden ayudar a enfocar las keywords de manera más efectiva son:

  • Adjetivos: tales como «barato», «descuento», “mejor», etc.
  • Nombres de marca: un ejemplo sería «leche Pascual».
  • Descripciones específicas de productos: como por ejemplo “moda universitaria en CDMX para hombres”.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que nunca intentes posicionar productos o marcas que no están incluidas en tu catálogo. Esta es una práctica común entre empresas que desean expandir su negocio, con el objetivo de saber si el producto tendrá buena salida sin correr el riesgo de adquirirlo antes. El problema es que dado el funcionamiento del algoritmo de Google, será más probable que te perjudique a que te aporte algún beneficio.

2. ¿Qué es una palabra clave informativa?

Cuando hablamos de las palabras clave informativas, debemos saber que se trata de términos que los buscadores usan para adquirir nuevos conocimientos sobre un tema en concreto. A menudo poseen pronombres interrogativos tales como «qué» o «cómo», pero eso sí, siempre ten en cuenta que la intención es más importante que la fraseología. Por ejemplo, «historia española» es una palabra clave informativa.

Estas palabras clave son usadas para aumentar tanto tu autoridad como tu reconocimiento de marca, gracias a que comparten tu experiencia con tu audiencia. Sin embargo, las palabras clave informativas también se pueden convertir, ya que las personas suelen buscar información sobre un tema antes de comprar un producto relacionado. Por ejemplo, alguien que busca «tipos de seguros» probablemente esté interesado en contratar un seguro después de investigar un poco.

Algo a tener en cuenta con las palabras clave informativas, es que los buscadores esperan ver artículos originales y bien escritos. Puedes poner un CTA y promocionar tus productos cuando sea apropiado, pero siempre ten presente que el artículo debe ser valioso como información, no solo como fuente de ventas.

3. ¿Qué es una palabra clave de navegación?

Las palabras clave de navegación son aquellas frases que los usuarios usan para llegar a una página o sitio web en particular, ya sea porque no recuerdan la URL o simplemente porque les es más fácil que escribirla entera.

Clasificar nuestras propias palabras clave de navegación es muy importante para un correcto enfoque, sin embargo por lo general suele ser una pérdida de tiempo el apuntar a las de otra web. Normalmente los usuarios que buscan keywords como “página de inicio de El Corte Inglés”, no estarán interesados en resultados relacionados con las páginas de inicio de Día o de AhorraMás, por mucho que aparezca en la SERP.

¿Qué es la densidad de palabras clave?

La densidad de palabras clave es el porcentaje gracias al cual se nos indica el ratio entre el número de veces que aparece una keyword con respecto al número total de palabras que tiene el texto. Y es que la densidad, es una de las herramientas usadas por Google para averiguar la temática de tu artículo.

Si un término en particular solo aparece una vez en todo el artículo, probablemente no tenga nada que ver con el tema. Por tanto, se supone que usar un término de búsqueda una y otra vez ayuda a impulsar su clasificación… pero me temo que no es tan simple.

Antiguamente, tanto Google como otros motores de búsqueda, solían depender casi exclusivamente de la densidad de palabras clave para categorizar la web. De hecho hubo un tiempo en que bastaba con incluir muchos términos relacionados con la keyword para que Google considerara tu artículo sobre un tema en concreto, pero esto conlleva riesgos que deben tenerse muy en cuenta. A esta estrategia se la llama relleno de palabras clave, y a día de hoy no para de caer en desuso dados los riesgos que conlleva.

¿Qué es el relleno de palabras clave?

El relleno de palabras clave es una técnica considerada Black Hat SEO que algunos especialistas en marketing y webmasters utilizan para inflar artificialmente su clasificación al incluir tantos términos relacionados como sea posible en su contenido. Sin embargo, a día de hoy el relleno de palabras clave solo es una excelente manera de garantizar que Google no clasifique tu contenido como deseas.

Antes no importaba si el artículo era bueno o no… es más, a menudo te podías encontrar con artículos de un solo párrafo seguido de una lista de palabras clave relacionadas. Y es que Google tardó bastante tiempo en solucionar este problema, por lo que los expertos en SEO de «sombrero negro» lograban ascender en la clasificación simplemente publicando mucho contenido de baja calidad.

Lo que vino a continuación, fué una auténtica carrera armamentística entre Google y los profesionales en marketing digital. A medida que Google mejoraba su algoritmo, los especialistas en marketing iban usando todas las triquiñuelas habidas y por haber para lograr buenas clasificaciones.

Afortunadamente, esta práctica a quedado ya en desuso desde el momento en que Google logró implementar su RankBrain, un tipo de inteligencia artificial capaz de juzgar si un contenido es de calidad  para los usuarios.

Esto no quiere decir que no se deban usar palabras clave ni mucho menos, estas siguen siendo importantes para su uso en títulos y encabezados. Lo que sí hay que tener en cuenta es que es más importante escribir artículos de calidad, que saturar de palabras clave el artículo.

¿Cuál es el peso de una palabra clave?

Debes saber que los motores de búsqueda no solo miran el contenido de tu web, sino que además estudian tu código.

Cuando se realiza una consulta de búsqueda, Google siempre muestra el título, la URL y las descripciones de cada página en la SERP. Además en muchos casos, también muestra imágenes, resultados de noticias, videos y fragmentos destacados.

Son las etiquetas las que indican a los motores de búsqueda que mostrar a los buscadores, y para bien o para mal, muchas de estas etiquetas requieren sus propios tipos de palabras clave.

¿Qué es una etiqueta de título?

Para aclararnos, las etiquetas de título son aquellas líneas de texto que aparecen en negrita en toda búsqueda de Google. También son los títulos que se muestran en la parte superior del navegador de un usuario cuando este se encuentra dentro de una página. Las etiquetas de título deben ser cortas ya que Google no mostrará el texto que supere los 70 caracteres. Por lo general, la mejor opción es centrar la descripción entre 55 y 60 caracteres.

Por regla general, cada etiqueta debe contener la palabra clave principal de nuestro contenido, aunque a veces no es posible hacerlo sin pasarse del tope de caracteres.

Es por ello que la mayoría de los SEO Managers procuran colocar la palabra clave cerca del comienzo del título, para que si se pasan de caracteres, por lo menos los usuarios puedan saber de qué trata el artículo con un simple vistazo.

Algo que suele llevar a la confusión es que, a pesar de su nombre, la etiqueta de título no es el título real que aparece en la parte superior de su blog… a esta etiqueta se la denomina etiqueta de encabezado.

¿Qué son las etiquetas de encabezado?

Las etiquetas de encabezado son usadas para marcar el comienzo de un artículo o una sección. El título en la parte superior de un blog viene definido por la etiqueta de encabezado <H1>, pero también existen encabezados <H2>, <H3>… los cuales son usadas cuando se desea dividir el contenido en secciones más pequeñas.

Toda página web tiene una única etiqueta <H1>, la cual debe incluir la palabra clave principal. Sin embargo las etiquetas <H2> y <H3> si pueden y deben ser múltiples, con el fin de estructurar correctamente el contenido.

¿Qué es una meta descripción?

Las meta descripciones son el texto que aparece debajo de las etiquetas de título en los resultados de búsqueda de Google. Se trata de un resumen sobre lo que el usuario se encontrará en tu web si hace clic en tu snippet.

La meta descripción no debe superar las 155 palabras y debe estar escrito de tal manera que atraiga a los usuarios hacia tu página web. Los usuarios leen los títulos o las descripciones con un solo vistazo, por lo que incluir una palabra clave aquí puede ayudar a captar su atención.

¿Cómo optimizar las URL con palabras clave?

El uso de palabras clave en las URL es una práctica común entre los expertos en SEO. Y es que la forma en que se estructuran las páginas de tu página web puede afectar a su rendimiento de forma drástica. Por ejemplo, si tu empresa tiene una marca claramente definida, lo suyo es que uses el nombre de tu marca en el dominio en lugar de una palabra clave que describa los productos que vendes. Fíjate en las grandes empresas, y verás que por ejemplo Nike tiene por dominio “www.nike.com”, y no “www.calzado-deportivo.com

Otro aspecto a tener en cuenta, es que los dominios digamos demasiado optimizados, pueden resultar sospechosos para los motores de búsqueda. Por ejemplo, con la búsqueda «cómo entrevistar para un trabajo» nos aparece el siguiente resultado:

Este es un ejemplo de fragmento destacado, en el que Google determina que la información en esta página web responde a mi consulta de manera apropiada y por ello la muestra de manera destacada.

Sin embargo, aunque Google no reflejara este resultado como destacado, sería un firme candidato a hacer clic en él dado que el título y el dominio parecen legítimos. Sin embargo, si la página se llamara “www.como-realizar-entrevista-trabajo.com”, probablemente los usuarios supongan que se trata de spam y no haga clic en tu enlace.

Es en la ruta donde deben incluirse las palabras clave y donde la optimización de palabras clave tiene sentido. En el ejemplo anterior, la URL principal es el nombre de la empresa, pero como verás, su ruta viene especificada como “Reclutamiento”.

¿Qué otros factores influyen en el Posicionamiento Web?

Sin duda las palabras clave son importantes, pero ni de lejos lo son todo a la hora de definir el valor de una web. Un buen contenido de calidad es siempre la clave, pero existen muchos otros factores que pueden influir en el éxito de tu sitio web:

  • Backlinks o enlaces de retroceso.
  • Diseño de páginas web.
  • Experiencia de usuario.
  • Imágenes y medios.
  • Optimización del SEO técnico.

Otra ventaja, es que los propios objetivos establecidos también pueden desempeñar un papel en tu estrategia de posicionamiento. La optimización para la conversión funciona de manera muy diferente a la optimización para los clics, por lo que una empresa con una presencia web previamente establecida y con buenas clasificaciones necesitará de una estrategia de contenido diferente a la de una empresa que acaba de empezar y no posee ningún tipo de presencia online.

Conclusión

Hasta aquí nuestra guía sobre todo lo necesario a la hora de implementar las palabras clave en nuestra web.

Resumiendo, el objetivo del marketing digital es comunicarse con su audiencia, y las palabras clave son una de las muchas herramientas a nuestra disposición para ayudar a encontrar y atraer a clientes potenciales.

Si te queda cualquier consulta, no dudes en contactar con nosotros, será un placer atenderte. También puedes dejar en los comentarios todo lo que creas oportuno.

Posicionamiento SEO

Búsquedas de voz Google, el futuro del Posicionamiento SEO

Por: Marketeros
Posicionamiento SEO

Google My Business: Optimizando tu negocio en 2020

Por: Marketeros
Posicionamiento SEO

Factores de posicionamiento SEO

Por: Marketeros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *